1606243_753315928063376_5296322580149240686_o

Correspondencias… Archivos y fondos del Cenidiap

Posted on 23 septiembre, 2014

Del 19 al 31 de agosto de 2014, la Galería de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda fue sede de la muestra Correspondencias… Archivos y fondos del Cenidiap.
 
 
Organizada a partir del acervo documental conformado y rescatado por el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas (Cenidiap) del Instituto Nacional de Bellas Artes, constituye no sólo un testimonio histórico del quehacer institucional en las artes plásticas y visuales, sino también de la vida cotidiana de varios artistas.
 
 
Dirigida tanto a especialistas, por su relevante contenido documental, como para el público amplio, con una atractiva museografía, la exposición está conformada por reproducciones facsímiles de cartas personales, telegramas, manuscritos, postales, documentos oficiales y administrativos, libros, revistas, catálogos de exposiciones, archivos fotográficos y de microfilmes. Se complementa con una selección de fotografías de Kati Horna, el audio de una entrevista con Diego Rivera, publicada en Estados Unidos en 1958, y dos cortometrajes: Diego Rivera, retrato de un pintor, producción de Bonos del Ahorro Nacional de 1952, y Frida Kahlo de Marcela Fernández Violante, producido en 1972 por el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la UNAM.
 
 
La muestra está organizada en cuatro núcleos temáticos:
 
 
1) Poder y política
 
Una característica del muralismo mexicano fue su aspecto político-social. Desde la década de 1920 gran parte de los artistas pertenecieron al Partido Comunista Mexicano, filiación manifestada en la hoz y el martillo que algunos plasmaron en sus obras. De este modo alternaron militancia política con producción artística. Los documentos y fotografías manifiestan vínculos de amistad, lealtad, afinidad y preocupaciones ante hechos concretos. En ellos se advierten también tomas de postura, compromisos personales o políticos frente a la sociedad y las autoridades, ya sea presidiendo una asamblea del Partido Comunista, participando en una marcha de trabajadores, apoyando una candidatura presidencial o enviando una protesta al Presidente de la República por la destrucción de un mural. De su propia letra “escuchamos” las voces de los creadores confirmar los discursos expresados en sus obras.
 
 
2) Formación y trabajo
 
Ver las obras artísticas terminadas y expuestas en las salas de los museos y galerías hace olvidar los procesos de trabajo que hay detrás. Los archivos personales permiten acercarnos a los artistas incluso en papeles que pueden parecer insignificantes: la nota simple de compra de material, los oficios que apresuran a los pintores a terminar una obra, los trámites de un mural sin realizar, o documentos oficiales que guardan el registro de las calificaciones escolares, un nombramiento mal pagado como maestro o dibujante, una filiación, con fotografías de frente y de perfil y la descripción física de un personaje al que sólo conocemos por sus obras, o bien, una aclaración entre amigos —con la privacidad que otorgan las cartas— luego de una declaración pública y escandalosa en la prensa.
 
 
3) Amor y amistad
 
Acercarse a los artistas a través de su correspondencia personal significa penetrar en su vida familiar y expresiones más íntimas. Cartas sinceras, redactadas con discursos ágiles, fluidos y espontáneos, a menudo cargados de un ingenio donde sale a flote el alma del artista, así sea en la expresión del amor paternal en la intimidad, que contrasta con la imagen pública, fuerte y enérgica; en la admiración varonil por la mujer; en una declaración de amor, o en el afecto y agradecimiento hacia un amigo y colega.
 
 
4) Enfermedad y muerte
 
En contraste con algunos creadores —mujeres y hombres— que encuentran en la expresión artística una vía de escape o catarsis de enfermedades y sufrimientos, otros los mantienen en reservado secreto. Una selección de documentos extraídos de los archivos muestra diversas maneras de enfrentar la enfermedad: desde el sentido del humor, la entereza ante la inevitable muerte, o la actitud congruente, de algunos, como librepensadores, sobre los dogmas religiosos. De ello se da cuenta en recetas, reportes médicos y órdenes de estudios clínicos, así como cartas y esquelas.
 
 
La premisa es mostrar material poco conocido o inédito extraído de los fondos de autor de Diego Rivera, Frida Kahlo, Gabriel Fernández Ledesma, Isabel Villaseñor, Francisco Goitia y Leopoldo Méndez, y sus relaciones con otros archivos.
 
 
No se trata, pues, de una exhibición habitual de obra artística, aquí los protagonistas son los documentos que dan cuenta de los pensamientos íntimos, posturas personales y políticas de sus autores sobre acontecimientos de su momento histórico.
 
 
La coordinación académica de la exposición estuvo a cargo de Carlos Guevara Meza, director del Cenidiap; la curaduría fue realizada por Eduardo Espinosa, investigador del Cenidiap; Patricia Brambila, subdirectora de Documentación, y Rodrigo Bazaldúa, coordinador de Documentación. La curaduría digital para facsímiles y ediciones digitales fue de Tlaoli Ramírez y la curaduría digital para video de Christine Camus. La selección de documentos fue realizada por Gabriela Torres y Jacqueline Romero.
 

Escribe el primer comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *