Conaculta Inba
estrella_portada

Episodio de Estrella Carmona y 7102 Fantasma Semiótico SCituacionista

Posted on 29 mayo, 2018

María Eugenia Garmendia Carbajal y Edwina Moreno Guerra
 
 
Dentro del proyecto de investigación ‘Representaciones Apocalípticas, Catastróficas y Silentes en el Arte Pictórico Contemporáneo Mexicano’ que llevamos a cabo en el Cenidiap tenemos contemplada la obra de Estrella Carmona, motivo por el cual acudimos a dos exposiciones: una individual exhibida en el Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y otra colectiva en el Museo de Arte Carrillo Gil.
 
 
 
Episodio, 4 de abril, 2018
 
Las pinturas de Estrella Carmona Ronzón (Veracruz 1962- Ciudad de México 2011) presentadas en el Antiguo Palacio del Arzobispado pertenecen a la colección de Pago por Especie, programa del Servicio de Administración Tributaria de la Secretaría de Hacienda que permite a los artistas pagar el Impuesto Sobre la Renta y el Impuesto al Valor Agregado con obras de su autoría. Las obras son de gran formato y tienen un característico estilo expresionista con paleta limitada de colores sin gradaciones, con gran influencia de la pintura mural de José Clemente Orozco y algo de la perspectiva dinámica de David Alfaro Siqueiros (ella añadía a Emil Nolde y James Ensor). Clasificada como parte de la neofiguracion mexicana, nos muestra su desencanto con la era industrial a través de la deshumanización y la crítica al armamentismo con su particular visión apocalíptica.
 
 
Este conjunto de diez pinturas de la artista veracruzana nos revela su ya conocida temática posmoderna cuando nos presenta monstruosas máquinas. La curaduría muestra, en su conjunto, una especie de relato lineal con obras que representan cañones gigantes, imponentes maquinarias con mecanismos deshumanizados, armas de destrucción masiva, fábricas, ductos, plantas industriales; imágenes presentadas de tal manera que transmiten violencia y opresión, creadas para la destrucción del espíritu y el género humano. Apocalipsis posmoderno que enfatiza el desencanto con las máquinas y el avance tecnológico a través del color, del tratamiento de pinceladas agresivas y de un extraordinario uso de la perspectiva.
 
 

estrella01
Aspecto de la exposición.

Presentadas en una sola sala rectangular, con mucha coincidencia de formatos y colores, parecería que nos está relatando una especie de historieta con cuadros gigantes sin textos, relatándonos, para nuestra admiración y asombro, la situación actual por la que atraviesa el mundo y el temor generalizado por el posible inicio de una guerra nuclear.
 
 
Su obra señala con firmeza tanto la bélica estupidez del hombre como la deshumanización a través de las máquinas y del armamento de destrucción masiva, que desde hace tiempo tienen la capacidad de lograr la extinción del género humano. El tamaño de los objetos lo percibimos gracias al audaz manejo de la perspectiva, como las gigantescas s armas carentes de alma en Terminología militar II de 1999.
 
 

estrella02
Estrella Carmona, Terminología militar II, 1999.

De forma simultánea a esta exposición, en el Museo de Arte Carrillo Gil se presenta la muestra 7102 Fantasma Semiótico Scituacionista, en la que pareciera paradójica su presencia ya que se trata incluye obra realizada ex profeso por artistas vivos. Las pinturas de Carmona se inserta justo porque representa la apocalipsis de la rebelión de las máquinas, lo que puede verse en sus libros de artista Los Iluminados X (1994), Fábrica de lo absoluto I, III, VI (1994), De la entropía (1995), Mito, magia y religión (2006) y en especial Robots, cyborgs y el devenir del hombre máquina (2006-2007) y Robots (2007), en los que muestra con dibujos a lápiz de pequeño formato a la figura humana y su evolución hacia la representación de maquinaria futurista con algunos de sus cyborg, estos robots agresivos de la ciencia ficción.
 
 
Muy interesante resulta ver dos etapas de la artista, en las que deja ver su creciente visión apocalíptica del destino humano. Nos viene a la mente, también, cuando dijo que “todo discurso plástico debía ser sustentado por la filosofía”. Recordemos su formación filosófica en el Claustro de Sor Juana (1981).
 
 

estrella03
Libros de la artista.

Estrella Carmona falleció el 9 de mayo de 2011. En 2018 se cumple su séptimo aniversario luctuoso, por lo que es pertinente recordar lo que la crítica de arte Raquel Tibol escribió en Proceso a un año de su muerte (6 de mayo de 2012):
 
 

¿A qué guerra, a qué agresión, a qué amenazas, a qué destrucción se refirió Estrella en el medio centenar de pinturas que produjo entre 2001 y 2010 y que ahora podrán ser vistas? A todas las que desesperaron a la humanidad ansiosa de paz y concordia en esos diez años, cuando la evolución de la técnica, la ciencia y la renovación industrial se pusieron al servicio de la violencia del fuerte contra el débil, del poderoso contra el desvalido, del dominante contra el dominado, del adinerado contra el miserable, del infame contra el solidario. Sus imágenes son un grito impulsivo con el que ella buscó aturdir para despertar conciencias, indignaciones y —¿por qué no?— rebeliones contra la maldad que se reproduce a un aterrador ritmo cibernético, en configuraciones cada vez más deshumanizadas y robotizadas.

 
 
Tanto la exposición en el Museo de la SHCP como la del Carrillo Gil nos confirman la maestría de la pintora, sus trazos vigorosos, sus colores vibrantes y su temática postindustrial, una buena muestra de su extensa obra de la malograda artista veracruzana, fallecida un día antes de cumplir cincuenta años.
 
 
 
7102 Fantasma Semiótico Scituacionista, 20 de abril, 2018
 
Exposición colectiva compleja tanto en su propuesta curatorial, título y museografía. Fue ideada por el curador y director del museo Guillermo Santamarina. Al ir recorriéndola nos asalta un caos visual; parece que las obras están reunidas sin una premisa visible que dé pie a su conjunto, a sus muy diversas maneras de enfrentar la creación. Lo mismo pasa con la museografía, pareciera un concurso de arte contemporáneo con limitaciones de espacio y presupuesto, y no es que no sean importantes las piezas expuestas, sino que la mezcla a primera vista resulta confusa y a veces desconcertante.
 
 
fantcg18_900

Uno se pregunta ¿qué hacen ahí artistas fallecidos como Estrella Carmona y Melecio Galván? ¿Qué hace un video de un carrito a control remoto que llega a una instalación de mosaicos de piedra junto a la maestría dibujística de Melecio? O las pinturas abstractas de Berta Kolteniuk junto a los dibujos y pinturas de pequeño formato en los libros de artista de Estrella Carmona, que denuncian la era postindustrial armamentista con todo y sus cyborg. Lo interesante es que precisamente la sensación de confusión, de catástrofe, de caos, es lo que Santamarina quiso crear en el espectador. Esta es su última curaduría y museografía como director del museo. Se irá a vivir a Cuernavaca para dedicarse a proyectos personales.
 
 
Siguiendo nuestro recorrido las cosas se aclaran cuando uno se toma el tiempo de leer cuidadosamente el cuadernillo de la exhibición. Ahí es donde Santamarina da cuenta del porqué de la muestra y su intrigante nombre: 7102 Fantasma Semiótico Scituacionista, que es una
 
 

alegoría de la transposición por imperativo geológico en un severo ciclo en las estructuras de la supuesta certeza, y en la cual 2017 mutó a ésta otra categoría abstracta, como improbable, en conexión metafórica con el concepto del Arte en la época del No-Futuro. […] paradójicamente, hoy sin embargo, en este presente conflictivo, el arte comunica que es el lenguaje universal del hombre; el hombre se expresa como quiere; el arte es libre por naturaleza; por lo tanto, todo es arte. El futuro demostrará que esta época de transición será un generador de grandes obras; pero el presente nos esclaviza dentro de una niebla espesa que no nos deja ver nuestro entorno artístico claramente. Existe tanto de todo que todo se esparce sin una dirección concreta: hacia un No-Futuro.

 
 
Santamarina declaró en entrevista con Sonia Ávila para Excélsior el 1 de febrero que “no es una exposición de lucha o protesta en el sentido negativo, sino más bien melancólica de un momento ‘fracturado’ que no vislumbra un futuro”. Su propuesta es generar una conciencia individual sobre la situación política, económica y social que se vive en la ciudad y que en su opinión se hizo evidente después del sismo del 19 de septiembre de 2017.
 
 

estrella04
Libros de Estrella Carmona.

La muestra presenta 120 obras de quince artistas, entre ellos Dennis Miranda, Berta Kolteniuk, Estrella Carmona, Alexis de Chaunac, Cisco Jiménez, Melecio Galván, Laureana Toledo, Cristian, Franco, Rodrigo Sastre, Víctor del Moral, Santiago Merino y Sebastián Roque. Estos creadores trabajan pintura, dibujo, escultura, arte objeto, collage, video para dar muestra del momento convulsivo en el que estamos inmersos Una de las obras que más nos interesó fue El saco (2017) de Berta Kolteniuk, parte de la serie Pintura Blanda que se inserta dentro del concepto de pintura expandida y en cuya cédula se explica que fue “diseñada específicamente para hacer interacciones y poder portarla sobre el cuerpo. Realizada con cuatro galones de pintura acrílica dejada a secar durante tres meses”. La obra se encuentra tendida sobre una mesa y al lado se ubica un espejo. Las instrucciones son tomar el saco y ponértelo para admirarte al ver tu reflejo.
 
 
Otra obra interesante son las mixtas sobre papel encapsulado en láminas de acrílico de Dennis Miranda por la combinación técnica con la cual da vida a figuras fantasmagóricas.
 
 
La muestra contiene muchas obras gozables, sólo hay que entender que la complejidad y museografía caótica que las envuelve es parte fundamental de la misma.
 
 
 
 

Escribe el primer comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *