Conaculta Inba
portada

La imagen fotográfica en César Palomino

Posted on 13 febrero, 2020

Adriana Zapett Tapia
 
 
Desde la década de 1980 César Palomino se formó profesionalmente en la fotografía analógica y paulatinamente se fue especializando en las nuevas tecnologías de la imagen y en su aplicación en procesos de producción artística. En algunas de sus series parte de sus propios originales y desarrolla construcciones digitales mismas que imprime en papel algodón giclée a la manera de la gráfica digital, con tintas que producen lo perdurable y generan trayectos de ida y vuelta entre lo tradicional y lo digital.
 
 

c00
César Palomino, La aparición de la maga.

 
Como constructor de imágenes sus objetivos han ido cambiando; en su serie La aparición de la maga busca producir algo que ha sido atravesado por un discurso, en el que los significados tengan más importancia que la imagen misma. Presente en su ausencia, es como si convocara el hechizo de una maga inexistente. En esta serie lo indicial, lo sugerido, lo implícito, cobra relevancia tanto por la carga emotiva como por la sensación de vaciamiento que provoca, y es en este entrelazamiento de discurso e imagen como se imbrica en hacer presente los ausente y lo torna en algo poderoso a partir de las vivencias como experiencias que son efímeras e inasibles. Esta serie se expuso de forma individual en la Galería Mana Cultura Internacional, en Fotoseptiembre 2000 y también fue elegida por José Antonio Rodríguez en una de sus curadurías.
 
 
c01
César Palomino, Agave potatorum, serie El jardín suculento.

 
La alianza que establece con los objetos y los escenarios reales e imaginarios en sus fotografías de naturaleza y de paisaje, le permiten recomponer y experimentar con las tonalidades, formas y sensaciones del espacio, pues la imagen fotográfica, independientemente del medio con que ha sido obtenida, como en muchas ocasiones se hace actualmente a través de un teléfono móvil en tiempo real, es sólo una línea de referencia para lograr el propósito sobre el que se desarrollará a partir del lenguaje fotográfico: la composición, sin menoscabar la importancia de cada medio y de sus posibilidades intrínsecas. Desde luego que el amplio espectro que abre la tecnología digital al productor de imágenes obliga a un cambio de criterios sobre lo que se privilegia, en especial, lo relacionado con la verdad, la memoria y la objetividad. El fotógrafo, como intérprete de una realidad dinámica sobre la que fantasea o ficciona en este tiempo de la postfotografía, no deja de ocultar o develar lo visible, y siempre existe la posibilidad de descifrar el misterio o de generar un enigma indescifrable en la imagen.
 
 
c06
César Palomino, New York City Water Tanks, serie Tinacos de nueva York.

 
Al deambular por algunas ciudades Palomino da visibilidad a elementos que podemos pasar inadvertidos. En sus series Vistas y Tinacos de Nueva York nos acerca a lo habitual, como es el ver estos contenedores de almacenamiento de agua, en las azoteas, en una ciudad repleta de enormes y elevados edificios que fascinan y abruman generando paradojas de proximidad y alejamiento, de comunicación y soledad; o bien, detalles tan particulares como la marca de una X en un viejo tinaco de asbesto, imagen que entre la luz y la sombre hace énfasis en el espacio vacío que traza el oscuro abismo de lo que nos es inaccesible, representado por una franja negra descentrada, lo que a la vez destaca el deterioro y las huellas o inscripciones en lo material aludiendo a lo inerte y a lo vivo en la urbe.
 
 
c10
César Palomino, Centro Nacional de las Artes, Mexico City, serie La forma.

 
En nuestra Ciudad de México, a partir de la geometría arquitectónica genera formas inesperadas desde ángulos y encuadres distintos. En Londres el ritmo acelerado y vertiginoso de las grandes urbes es capturado por su lente; de ahí que la representación fotográfica se convierta en el dispositivo de la imagen y de su discurso para asombrarnos en términos existenciales, por aquello que en el acto de ver —como lo expresa Georges Didi- Huberman— lo que vemos no vale y no vive a nuestros ojos más que por lo que nos mira.
 
 
c01_2
César Palomino, Suculent aeonium arborium, serie El jardín suculento.

 
 
c02
César Palomino, Red ginger window, serie Las ventanas.

 
 
c03
César Palomino, Enclosed valley, serie Paraísos artificiales.

 
 
c04
César Palomino, Washing machines, serie Paraísos artificiales.

 
 
c05
César Palomino, Brooklyn Bridge NYC, serie Vistas de Nueva York.

 
 
c07
César Palomino, New York City water 3, serie Tinacos de Nueva York.

 
 
c08
César Palomino, London caling, serie Londres.

 
 
c09
César Palomino, Tinacos X, serie La forma.

 
 
c11
César Palomino, Azotea, serie La forma.

 
 
c12
César Palomino, Edificio Basurto, Mexico City, serie La forma.

 
 
c13
César Palomino, Paseo Acoxpa, Mexico City, serie La forma.

 
 
 
 
Bibliografía
 
Freeman, Michael, El ojo del fotógrafo. Composición y diseño para crear mejores fotógrafos digitales, Barcelona, BLUME, 2009, 106p.
 
Barthes, Roland, La cámara lúcida, Barcelona, Paidós, 1990
 
Fontcuberta, Joan, La furia de las imágenes. Notas sobre la postfotogtafía, Barcelona, Galaxia Gutenberg, 2016
 
__________, El beso de judas. Fotografía y verdad, Barcelona, Editorial Gustavo Gil, 1997
 
Didi-Huberman, Geroges, Lo que vemos, lo que nos mira, Buenos Aires, Ediciones Manantial, 1997
 
 
 
 
Mesografía
 
Cajiao, Nieto Ana Isabel, Navegando en la dualidad. La fotografía como el lugar de lo siniestro, recuperado el 24 de noviembre de 2019, desde: https://riunet.upv.es/bitstream/handle/10251/114833/6708-19003-2-PB.pdf?sequence=1&isAllowed=y
 
Clarianc, Inés García, Render-punctum: El efecto de la imagen en el pensamiento y la gestión de la ciudad, recuperado el 24 de noviembre de 2019, desde: https://riunet.upv.es/bitstream/handle/10251/115955/6978-19025-2-PB.pdf?sequence=1&isAllowed=y
 
 
 
 

Escribe el primer comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *