Conaculta Inba

La integración plástica, tres caminos

Guillermina Guadarrama Peña
 
 
La integración plástica surgió en México a finales de la década de 1940, movimiento que impulsaba el trabajo interdisciplinario entre arquitectura, pintura y escultura con el afán de convertirlo en una sola unidad, y proponía que la estética no fuera sólo un agregado de la arquitectura sino un resultado. Continuar Leyendo →

Apropiación subjetiva del espacio público y privado

Adriana Zapett Tapia
 
 
Vivir en la urbe es habitar en la indiferencia, en un complejo entramado de relaciones sociales que desarticula lo comunitario, que se rige por una lógica afectiva carente de normas. Nuestra Ciudad de México, probablemente una de las metrópolis más inhumanas, ha generado diversos mecanismos que invisibilizan el dolor de los indigentes, de los migrantes, de la población marginada; sujetos que han sido vandalizados o criminalizados, redes de narcotráfico y venta de personas. Recorrer y mapear mentalmente varias de zonas de la ciudad nos hace ver los efectos de las múltiples violencias, no las causas. Continuar Leyendo →

A LA OPINIÓN PÚBLICA

 
 
Por medio de la presente el H. Consejo Académico del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas (Cenidiap) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) manifiesta su preocupación por los trabajos que se están realizando en el edificio que ocupó la antigua Secretaría de Comunicaciones, Transportes y Obras Públicas, (SCOP), ubicada en Eje Central y Xola de la Ciudad de México. Por lo mismo, solicitamos que la instancia competente dentro del INBA, sustentada en las leyes que rigen el resguardo del Patrimonio Artístico de México, se pronuncie en defensa de la preservación y restauración de los murales y esculturas que se encuentran en el inmueble. Continuar Leyendo →

El oscilar del tiempo

María Eugenia Garmendia Carbajal
 
 
Apenas despuntaba el día… el reloj marcaba las 7:19 horas cuando un movimiento telúrico trepidatorio y oscilatorio cimbró la Ciudad de México el 19 de septiembre de 1985. Dos minutos bastaron para dañar y derrumbar edificios que acabaron con la vida de miles de personas que residían o trabajaban las delegaciones Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Benito Juárez, Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo y parte de Coyoacán. El terremoto tuvo una intensidad de 8.1 grados de magnitud con epicentro en las costas del Océano Pacífico, entre los estados de Michoacán y Guerrero, y su réplica de 7.6 grados de la noche siguiente acabó de derribar los edificios estructuralmente afectados. Continuar Leyendo →