Conaculta Inba
sctedificiosct

A LA OPINIÓN PÚBLICA

Posted on 10 octubre, 2018

Por medio de la presente el H. Consejo Académico del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas (Cenidiap) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) manifiesta su preocupación por los trabajos que se están realizando en el edificio que ocupó la antigua Secretaría de Comunicaciones, Transportes y Obras Públicas, (SCOP), ubicada en Eje Central y Xola de la Ciudad de México. Por lo mismo, solicitamos que la instancia competente dentro del INBA, sustentada en las leyes que rigen el resguardo del Patrimonio Artístico de México, se pronuncie en defensa de la preservación y restauración de los murales y esculturas que se encuentran en el inmueble.
 
 
Nos alarma que manos inexpertas en el material usado en esos murales de mosaico mexicano, cuya técnica traspasó fronteras, sean las encargadas de desmontarlos. Su preservación debe ser con todo el cuidado y conocimiento por parte de personal experimentado en estas técnicas, debido a que es el primer gran conjunto mural colectivo realizado con ese material por los maestros José Chávez Morado, Juan O’Gorman, Arturo Estrada, Rosendo Soto, Guillermo Monroy, Luis García Robledo, José Gordillo y Jorge Best, así como las esculturas de Francisco Zúñiga y Rodrigo Arenas Betancourt.
 
 
Nos interesa la preservación del patrimonio tal como la planearon sus autores, sobre todo porque están ubicados en una institución federal como la SCT, que, por su mismo carácter, debe cuidar, preservar y vigilar sus bienes pero que, por el contrario, no ha mostrado seriedad y conocimiento en el manejo de los mosaicos del inmueble.
 
 
Estamos al tanto del deterioro del edificio, al cual se ha decidido derrumbar, sin embargo los murales y esculturas no tienen por qué ser parte de la destrucción, fragmentación y desplazamiento para que posteriormente sean embodegados por no sabemos cuántos años o instalados en un sitio inapropiado y ajeno al propósito original de los autores, lo cual sería un atentado contra el patrimonio artístico de la Nación. Estamos al tanto de que a partir del quinto piso del edificio no se pueden quitar los mosaicos, en tanto que corren el riesgo de romperse y perder para siempre.
 
 
También nos alarma la prisa que tiene la empresa por terminar la obra del desmontaje y la desobediencia a las indicaciones del INBA. De acuerdo con el periódico La Razón, el Instituto autorizó el desmonte del edificio A, que es el más dañado, pero lo están haciendo en el edificio B, y hasta el momento llevan cinco hileras y no se ha presentado alguna autoridad que los detenga.
 
 
Por esa razón solicitamos el inmediato pronunciamiento del Instituto Nacional de Bellas Artes, así como de peritos y expertos en el manejo de estas técnicas, aunados a los conocimientos de investigadores y restauradores profesionales con los que cuenta el INBA, para que emitan las observaciones pertinentes para la conservación de este valioso edificio a fin de que se preserve dentro del patrimonio artístico de México.
 
 

Consejo Académico del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas del Instituto Nacional de Bellas Artes (Cenidiap/INBA).

 
 

Ciudad de México, 3 de octubre de 2018

 
 
 
 

Escribe el primer comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *